26
Lun, Sep
0 Nuevos artículos

El Soliss FS Talavera se vacía y merece más que el punto cosechado ante Software Delsol Mengíbar

F.S. Talavera

Cuando un equipo lo deja todo en la pista, aunque la victoria no se haya podido conseguir, no queda otra que felicitar a todos y cada uno de los componentes del mismo porque quizá ese sea el camino correcto de cara a reconducir la situación cuando los resultados son adversos, como está ocurriendo en estas últimas semanas con el Soliss Fútbol Sala Talavera.

La de este sábado ante Software Delsol Mengíbar sí que fue una versión reconocible del equipo, borrando ese mal sabor de hace apenas unos días en Alcalá de Henares. Los de Juanma Marrube, mermados en número pero no en su propósito de enmienda, fueron incisivos, supieron sufrir cuando correspondía y se lanzaron a tumba abierta a por la victoria en unos minutos finales en los que sólo la mala toma de decisión en la definición y el acierto de Marco bajo palos les privaron de volver al camino de la victoria.

Pero ojito que no hay que restarle tampoco mérito al encuentro que realizó el conjunto de Mikel Diestro, un equipo que extraña verlo tan abajo si se analiza uno por uno a los jugadores que componen este plantel y alguno de ellos, como es el caso de Ángel Bingyoba, se hace más rarísimo aún verle en una categoría como esta Segunda RFEF Futsal, porque al madrileño le sobra calidad y es un continuo peligro para el rival.

Así lo demostró en el Primero de Mayo abriendo el marcador en el primer minuto de juego, una acción que, todo hay que decirlo, contó con enorme fortuna pues la vaselina de Ureña se estrellaba en el travesaño, Dani Montes se pasaba de frenada a la hora de intentar despejar la bola y el hispano – guineano que se aprovechaba del rechace para enviar la bola al fondo de las mallas.

Una vez más y ya son unas cuantas a los cerámicos les tocaba ir abajo en el marcador y una vez más supieron rehacerse a base de tesón pero la puntería la verdad es que no estaba con ellos hasta que un inocente penalti de Nico Lachaga cuando nos acercábamos al ecuador de la primera mitad haría por fin cambiar las tornas para los locales. Asumió la responsabilidad del lanzamiento un Juli Caamaño que no le temblaba el pulso para batir a Marco y poner el 1-1.

Protestaron los blanquiazules a renglón seguido una nueva infracción en área rival, esta vez por derribo sobre Dani Montes, aunque los árbitros no lo verían punible. En el otro área también habría acción porque Ángel Bingyoba volvía a hacer acto de presencia y también Montes, encontrándose con un inmenso Rafa Luque al corte.

El partido no se daba una tregua y Juli Caamaño volvía a sacar su cuota de protagonismo a la cita. Tras llevarse la peor parte en una pelota disputada con José López y que dañó su maltrecha rodilla izquierda, el hispano argentino hacía de tripas corazón, aguantaba el dolor y volvía a reingresar para ver cómo una asistencia de Anass tras buena acción personal le llegaba en zona franca para poner el 2-1 en el marcador.

Ovación para el ala del conjunto talaverano que tras el tanto era reemplazado para que pudiera tomar oxígeno y para recibir las atenciones del fisio desde el banquillo. No había tiempo de saborear dicho tanto por parte de los cerámicos, que querían más y que en las botas de Dani Montes, una vez más otro de los destacados en el encuentro, cerca estuvieron de conseguirlo con sendos remates que por muy poco no se convirtieron en el tanto de la tranquilidad al descanso. Y no sólo probó el de Vitigudino, sino también Adri Rivera, Manu Cebrián, Andrés…

De lo que pudo ser, a lo que fue porque el conjunto jienense también estaba muy dentro del encuentro y otro saque largo de Marco, que era peleado por el omnipresente Ángel Bingyoba frente a Javi Amorós y que Andrés no supo despejarlo se convirtió en una ocasión de oro para que Ureña la metiera entre los tres palos tras remate cruzado ante Rafa Luque. Restaban apenas segundos y con ese 2-2 acabaría el primer acto.

Inició el segundo acto con todo por decidir y con duelo de ‘Montes’, sacándole Dani el remate a Víctor y salvando así al Soliss FS Talavera. Salieron con ganas los de Mikel Diestro, que poco más tarde la volverían a tener con un disparo de Manu Leal que Rafa Luque conseguía blocar en dos tiempos y que la tendría más clara aún en el 27’ con un chut de Tortu que se estrellaba violentamente en la cruceta.

Pero los de Juanma Marrube no estaban a merced de su rival, aunque sí que es cierto que optaban por esperar atrás para salir. En una de esas la tuvo en el mano a mano Manu Cebrián, mientras que a Carlitos le sacaba Marco una mano a la escuadra para evitar el tercero de los de Talavera de la Reina.

El partido estaba bonito, podía caer de cualquier lado y una falta forzada por Carlitos en la frontal sirvió para que Montes viera su segunda amarilla. Se fue jurando en arameo el jienense mientras que los locales tendrían dos minutos de superioridad que consiguieron aprovechar tras servir Andrés al segundo palo donde le esperaba Adri Rivera con la caña preparada para hacer el 3-2.

Recuperado su jugador de menos se fue Mengíbar a por el empate y tras un par de intentonas de Tortu y de Pablo sería Ángel Bingyoba, quien si no, el que conseguía convertir en gol una buena acción de pívot culminada con un inapelable remate a la escuadra de la meta defendida por un Rafa Luque que poco pudo hacer para desviar la trayectoria del misil que le llegó de frente.

Otra vez tablas en el marcador y ahí fue cuando Talavera se lanzó a tumba abierta a por el partido, a veces tomando algunos riesgos que bien le pudieron costar la derrota, todo hay que decirlo, pues Ángel Bingyoba las tuvo y claras. Pero los locales fueron valientes, decididos y aunque la gasolina ya les escaseaba, para que nos vamos a negar, eso lo suplieron con ganas, buena dosis de testiculina y aliento desde la grada, ese que nunca falla.

Lo que sí que falló, por desgracia, fue esa falta de definición en los metros finales o mejor dicho, esa mala toma de decisión ante la meta rival porque la verdad que llegadas hubo como el remate a la madera de Carlitos, los remates al segundo palo tanto de Juli Caamaño como de Manu Cebrián, sendos mano a mano de Anass y Adri Rivera en los que Marco se agigantó bajo palos…

Incluso pidió tiempo muerto Juanma Marrube en los segundos finales en busca de esa acción clave que desnivelara la balanza y que pudo llegar casi sobre la bocina después de un derribo de José López sobre Anass que los árbitros no estimaron falta y que era hubiera supuesto la sexta y una opción de doble penalti que se iría al limbo.  Al final reparto de puntos en una cita en la que los locales, se vaciaron literalmente hasta quedar extenuados pudiendo ganar el partido, pero cierto es también que los visitantes de la misma manera lo tuvieron en su mano.

A todo esto, la acción que aquí no para para los de la Ciudad de la Cerámica, con un mes de diciembre ‘mortal’ en lo físico debido a la enorme carga de partidos. Y es que apenas sin descanso, una vez más esta campaña, este martes desde las 20:30 horas espera Viña Albali Valdepeñas en la final del Trofeo Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que se disputará en el Primero de Mayo y el próximo sábado toca despedir 2021 y la primera vuelta frente a Full Energía Zaragoza a domicilio si es que el COVID-19 no lo impide debido al brote en el conjunto maño con tres casos detectados de momento y que esperemos que no aumente y que la enfermedad sea lo más leve para los afectados.


FICHA DEL PARTIDO

  • Soliss Fútbol Sala Talavera: Rafa Luque, Dani Montes, Adri Rivera, Juli Caamaño y Anass. También jugaron: Peli, Carlitos, Andrés, Javi Amorós y Manu Cebrián.
  • Software Delsol Mengíbar: Marco, Ureña, Tortu, Ángel Bingyoba y Manu Leal. También jugaron Pablo, Montes, Miguelao, José López, Joan y Nico Lachaga.
  • Arbitros: Miguel Bardera Barbolla y Eder Gómez de Salazar Fernández (País Vasco). Amonestaron a los locales Adri Rivera y Javi Amorós. Por parte visitante vieron la amarilla Nico Lachaga, Ángel Bingyoba, Tortu y Montes, este último en dos ocasiones siendo expulsado en el minuto 28.
  • Resultado: 0-1 (min. 1) Ángel Bingyoba, 1-1 (min. 9) Juli Caamaño, de penalti, 2-1 (min. 14) Juli Caamaño, 2-2 (min. 20) Ureña, 3-2 (min. 29) Adri Rivera y 3-3 (min. 31) Ángel Bingyoba.
  • Incidencias: Pabellón ‘Primero de Mayo’, alrededor de un millar de espectadores. Antes de arrancar la cita se tributó homenaje al Juvenil Autonómico Burger McQueen’s por su título de campeón de la temporada pasada.