08
Jue, Dic
0 Nuevos artículos

Ángel Magán: “Los chavales se dejaron el alma durante todo el partido, no hay ningún pero”

F.S. Talavera

Finalizado el encuentro en el Pabellón ‘La Luz’, el técnico Ángel Magán hacía su valoración post partido destacando, pese a caer derrotados, el buen partido que habían protagonizado sus jugadores ante uno de los favoritos a los puestos nobles como es Livall Unión Tres Cantos, quien se llevaría la victoria en la cita por un marcador de 5-3.

Destacaba el preparador bargueño el buen arranque de su equipo en la cita: “Comenzamos el partido mandando en la posesión. Estuvimos los primeros minutos con la pelota y creando ocasiones. La verdad es que su portero las paró todas”.

Por desgracia los cerámicos pasaron un momento malo que el rival supo aprovechar y los errores les penalizarían en exceso: “Cometimos dos errores individuales que nos penalizaron en forma de dos goles en contra. Nos supimos reponer a esos malos minutos y tras el paso por vestuarios el equipo estuvo unido, fue a por todas, nos pusimos a un gol de ellos pero otra vez en un error, tras saque de banda, se la dimos y a puerta vacía nos metieron el 3-1”.

“Pese a ello peleamos, nos pusimos nuevamente a un gol, luego otra vez con el 4-3 y a falta de dos minutos y medio optamos por el portero – jugador. Tuvimos nuestras opciones, ellos pidieron tiempo muerto a falta de 40 segundos, a la vuelta tuvimos un dos contra uno en una salida de presión, el balón le llegó al pívot, que hizo falta a Zion, el árbitro no la pitó y al segundo palo empujaron a la red el quinto”, apostillaba.

El técnico del conjunto cerámico destacaba la gran actuación de Pichín, meta tricantino y a su juicio el mejor del encuentro: “Quiero significar que el mejor de ellos fue su portero, que sacó cuatro disparos que iban con marchamo de gol a la escuadra y a la cepa del palo. Tuvo una actuación inconmensurable y si no lo hubiera hecho tan bien estaríamos hablando de otro resultado porque tuvimos más ocasiones que ellos a lo largo de todo el partido”.

De la misma manera quería dar la enhorabuena a su rival a la par que resaltar el gran trabajo de sus jugadores a pesar de que el equipo, como quien dice, todavía está en pañales: “Perdimos ante un equipo muy bien trabajado, se conocen todos muy bien y saben a lo que juegan. Nosotros llevamos 14 sesiones de entrenamiento y al final del partido nos han felicitado porque han visto que éramos un equipo rocoso y que salvo las acciones individuales que cometimos los errores, que hay que limar, les tratamos de tú a tú a un equipo que estuvo a punto de jugar en Segunda División”.

Por último, para acabar con la cita, se refirió a la nota negativa, como fue la lesión de Zion: “Sufrió una fuerte entrada en el primer tiempo por parte del portero, simulando además que la falta fue sobre él, los árbitros picaron y encima nos cobraron la falta a nosotros en contra. En esa falta se le hinchó la tibia, continuó y en el quinto gol el pívot se dio la vuelta, le dio en la misma vuelta, le hizo falta, el árbitro no lo vio y al segundo palo nos hicieron el quinto”.

Ángel Magán ya piensa en la siguiente semana de trabajo, la cual tendrá doble ración con cita de Copa del Rey ante ADYO Cañada Rosal y Liga frente al filial de Movistar Inter: “Vamos a pensar en el siguiente partido. Los chavales se dejaron el alma durante todo el partido, ningún pero. Los errores que hemos cometido debemos trabajar para no cometerlos y vender cara nuestra derrota como se vendió en este partido”.